m
Contact
Studios
Follow Us
   Sobre mi    Durante los últimos años viví largas temporadas sin hogar

Durante los últimos años viví largas temporadas sin hogar

Durante los últimos años viví largas temporadas sin hogar. En África, Asia, Europa, América. Con muy poco equipaje (una mochila de estudiante) y ahorrando y escribiendo todo lo que podía. Más de uno se intrigó al conocerme; otros sintieron lástima por mi estilo de vida y otros, envidia de la buena. A esos últimos siempre les aclaré que este tipo de libertad no es para todos. La mayoría que ha realizado un largo viaje en solitario sabe que hay dos opciones: o terminas deprimido o aprendes a rascártelas de otra manera.

Pero después de un viaje tan largo y donde sucedieron tantas y tantas cosas, sé que el gran descubrimiento fue negar esa cajita que algunos llaman seguridad. Donde te guardas cada día, donde todo se vuelve tan predecible, donde maximizas lo pequeño y minimizas lo grande, donde vives en función de lo esperado, controlado, planeado y lo dicho por otros. Jugando al custodio y al preso en un mismo individuo, y en un mundo donde resulta muy práctico que los ratones vivan bien guardados, limitados.

Ahora vuelvo a tener una casa, una cama, un clóset… Pero las sensaciones son muy distintas: una sábana no huele igual cuando has estado en medio de la nada, sin pensión disponible, y te ha tocado dormir en la calle y además lo has hecho bien, con temple, sabiendo que el afuera es sólo tu espejo. Cuando has compartido habitación con treinta individuos ilegales y duermes con la billetera escondida en la funda de la almohada. Cuando has aprendido a vivir en el sudeste asiático, con diez viajeros que sólo hablan mandarín y no puedes comunicarte con ninguno. Cuando te has vuelto inmensamente rico al dejar de consumir, al vivir con un par de zapatos, cuatro camisas, y a regalar cada libro que lees en el camino, igual que cada regalo que te ofrecen, porque has aprendido a hacerte responsable de lo único importante: tu esencia, las necesidades de tu alma, y de las que todos debemos aprender y hacernos responsables siempre.